Es importante saber cuáles son aquellas cosas cotidianas reutilizables. Este mes, al hilo de la iniciativa que hemos sacado adelante de “Feo por fuera, bonito por dentro”, hemos creído que sería interesante trasladar el concepto de APROVECHAMIENTO a cosas cotidianas reutilizables que no conocías.

¿Feo por fuera pero bonito por dentro?

A menudo, cuando elaboramos nuestra cosmética natural, al verter el producto en el recipiente lo llenamos de más y se derrama por los costados y se mancha, o el propio recipiente tiene algún defecto. Llevamos tiempo dándole vueltas para ver qué hacer con ellos y poder aprovecharlos. Gracias a vosotras y con vuestra ayuda y participación en una encuesta que hicimos en Instagram hace tiempo, este mes de enero hemos lanzado un 25% de descuento en aquellos productos que tenemos en stock y que son “imperfectos”.

La verdad es que la idea de “tener” que tirar esos productos por el mero hecho de que se vieran feos, nos abrumaba un poco. Sin embargo, esta iniciativa está teniendo SUPERBUENA acogida. ¡Parece que no vamos a tirar nada! En este sentido y pensando qué valor podíamos aportar en la sección de OASIS este mes, se nos ha ocurrido trasladar ese concepto de APROVECHAMIENTO a cositas de día a día. ¿Empezamos?

Cosas cotidianas reutilizables: café.

cosas cotidianas reutilizables

¿Tomas café? Si eres tan apasionada del café como nosotras, saber esto te vendrá fenomenal. Desde que tengo uso de razón, recuerdo que lo que siempre hemos hecho en casa con los restos de café de la cafetera era tirarlos directamente a la basura. Ahora lo pienso y… ¡Vaya qué desperdicio!

Resulta que podemos aprovechar esos granitos mojados para, por ejemplo, fertilizar las plantas. Si eres una amante de las plantas como nosotras también, este truco te vendrá de maravilla. ¡Pero cuidado! El café debe ser orgánico para evitar sustos, no queremos que tus plantas sufran. También debes secarlo para poder almacenarlo, de lo contrario, podría pudrirse. Si vas a echar el café directamente en el compost para las plantas, no es necesario, puedes echarlo tal cual. El café además de alimentar a las plantas, también hace su función de pesticida.

En el caso de que no tengas plantas ni jardín, no desesperes, los restos del café aún dan más de sí. Puedes usarlos en este caso para desengrasar utensilios de cocina, incluso para sacarles brillo a superficies resistentes a las ralladuras. No podemos olvidarnos de sus beneficios cosméticos.

Seguramente sabrás que nosotras mismas tenemos un jabón exfoliante de canela y café, una auténtica maravilla y uno de los que más triunfa en nuestra web. Bien, pues resulta que el café tiene unas propiedades increíbles como la cafeína, que es una sustancia estimulante que reactiva la circulación y acaba con los depósitos de grasa, lo que nos ayuda a tratar la celulitis, la tan conocida piel de naranja. También puede reducir las ojeras y, como hemos mencionado anteriormente, es un gran exfoliante para tu piel.

Cosas cotidianas reutilizables: agua.

Probablemente, en esta segunda propuesta de cosas cotidianas reutilizables, no te descubramos mundo, Es bien sabido por [email protected] que el agua se puede reutilizar en innumerables ocasiones, pero nunca está de más recordarlo e incluso puede que algunas de las propuestas te sorprendan. ¡Vamos allá!

Bueno, lo que aquí te proponemos en primer lugar (antes de reutilizar) es AHORRAR. Sí, sí. Nosotras somos del norte y, en caso de que tú también, sabrás que aquí la lluvia acecha día sí día también. Es por ello que, si tienes la posibilidad de recoger esa lluvia en barriles, ya estarás haciendo mucho por nuestro planeta. Si eres del sur y tienes la misma posibilidad de recoger lluvia, te lo recomendamos también. Está claro que ese agua no será potable (al menos si queremos evitar diarreas), pero podemos utilizarla para muchísimas cosas y evitar abrir el grifo. Este agua servirá para limpiar el coche (y en general, casi todo), regar las plantas…

¿Cómo reciclar agua del grifo? Muchas veces, cuando nos metemos a la ducha, debemos esperar unos minutos hasta que el agua sale caliente. Te proponemos que recojas ese agua fría en cubos y la utilices para lo que sea: retrete, regar, limpiar… Puedes recoger también las llamadas “aguas grises”, esas que proceden de la ducha o el fregadero y usarlas para regar el jardín, ¡pero asegúrate de utilizar jabones naturales! Si, por ejemplo, utilizas cualquiera de nuestras champús sólidos, acondicionador sólido o gel de ducha sólido y natural, no tendrás problema.

Coloca platos en las macetas, el agua que las propias plantas desechan la puedes volver a usar para regarlas de nuevo… ¡Y así hasta que se agote! Para las plantas puedes utilizar el agua de cocción, el de las ollas que utilizamos para cocinar. Lo cierto es que ese agua es IDEAL para las plantas, las nutre y hace que crezcan mucho más fuertes y bonitas.

Cosas cotidianas reutilizables: bolsitas de té.

Antes de nada, nos sentimos obligadas a decir que, al igual que pasa con el agua, lo mejor siempre es comprar a granel, es decir, NO COMPRAR TÉ EN BOLSAS. Lo mejor es tener botes de cristal donde guardar el té. De todas formas, somos conscientes de que no todo el mundo lo hace, o bien porque no le viene bien o bien porque simplemente quiere. El caso es que si eres de [email protected] que compra té en bolsita, tenemos buenas noticias para ti, porque esas bolsitas dan más de sí de lo que parece.

Las bolsitas de té, por ejemplo, tienen grandes propiedades desodorizantes, es decir, que eliminan el mal olor. Una vez te hayas tomado el té disfrutando como una campeona, pon a secar la bolsita que hayas utilizado. Una vez seca, puedes añadirle unas gotitas de aceite esencial y guardarla en el armario, en los zapatos, o incluso sobre las alfombras. Te explicamos cómo utilizarlas en alfombras: abre la bolsita y esparce las hierbitas por toda la alfombra, deja que reposen un cuarto de hora y luego aspira, verás que dejan un olor increíble.

Como el café, las bolsitas de té también pueden ser útiles con fines cosméticos. Reducen las ojeras cuando las aplicas tibias o frías sobre la zona inflamada, ayudan a aliviar las quemaduras del sol y el té verde o de manzanilla sirven también para limpiar el cutis. ¡Trucos de la abuela!

Por supuesto existen muchísimas más cosas reutilizables como la ropa, los muebles, los cartones de baño, el vidrio… Pero aquí hemos querido destacar las que más utilizamos nosotras. Si quieres una segunda parte, déjalo en comentarios. Estaremos encantadas de darte más tips sobre cosas que tienes en casa que son reutilizables. En nuestra cuenta de Instagram solemos dar consejos de este tipo, si te interesa, ¡síguenos!